Vettel y la Fórmula 1 le dan el mejor homenaje posible a Bianchi: ¡un carrerón!

Posted by extratours on July 27, 2015


La carrera que hemos podido vivir hoy en el Hungaroring va a ser de esas que con el tiempo cuesta olvidar. Todo empezó con un emotivo y sentido minuto de silencio por Jules Bianchi, con todos los pilotos formando un círculo alrededor de sus cascos puestos en el asfalto de la pista, pero eso no fue más que el inicio de una carrera que nos ha recordado a todos por qué nos gusta la Fórmula 1.
La victoria se la ha llevado un fantástico Sebastian Vettel, que aunque ha dominado con mano firme toda la carrera desde que en la misma salida se ha puesto líder birlándole la posición a los dos Mercedes, ha visto como un Safety Car en el tramo final le dejaba a Nico Rosberg enganchado a su estela y con opciones reales de quitarle la victoria. Pero ni tan siquiera ese imprevisto ha sido suficiente para evitar que el piloto alemán pudiera dedicarle de corazón esa victoria a Jules Bianchi, de quien ha asegurado por radio que todos sabían que tarde o temprano iba a ser parte del equipo.
Mal los Mercedes; Bien los Red Bull, Verstappen, Alonso…
Pero las muchas cosas que han pasado en el Hungaroring han hecho de esta carrera una de esas que hay que ver repetida más de una vez. Los grandes protagonistas negativos han sido precisamente los dos Mercedes. Para empezar, hemos podido ver a un Hamilton torpe. Torpe en la salida, torpe en la primera vuelta al perder los nervios tras Rosberg e irse fuera en la chicane, y torpe después en la resalida tras el Safety Car en una maniobra en la que se ha llevado por delante a Daniel Ricciardo, y que le ha costado un Drive Through definitivo. Una carrera para olvidar, y que a buen seguro no volverá a verse repetida en lo que queda de año.
Pero si alguien puede tirarse de los pelos por no haber aprovechado este tropiezo de Lewis Hamilton ese es Nico Rosberg. Su ritmo fue sencillamente horrible (para llevar un Mercedes). Si no llega a ser por el Safety Car que le dio algo de vida, la distancia que le llevaba Vettel en cabeza era absolutamente inadmisible. Después, una vez tuvo opciones serias de victoria, tampoco fue capaz de atacar al Ferrari del alemán, y vio como Daniel Ricciardo lo ponía en apuros, llegando a pincharle una rueda que acabó con sus opciones de incluso salir líder del Mundial de Hungría.

Add A Comment

You must be logged in to post a comment.